Sexo con delfines

Mira las 5 similitudes entre la vida sexual de los delfines y la nuestra

Utilizamos penes enteros y vaginas enteras. Encontramos una manera de inflarlos para que se parecieran tanto como fuera posible a cómo sería una verdadera intromisión. Son increíbles sólo por su grado de diversidad, que nunca se había documentado antes. Es muy variable. Algunas especies, como los delfines oscuros, copulan vientre con vientre.

Los 10 Penes de Animales más Extraños

Los delfines de nariz de botella por lo que parece se posicionan en forma de T, donde el macho cruza a la hembra exactamente en su línea media. Tienen sexo a lo largo de todo el año incluso cuando sólo pueden concebir en ciertos períodos del año. El sexo podría tener muchas funciones.


  1. conocer gente todas las edades.
  2. El vídeo del hombre que tuvo sexo con un delfín que se suicidó por desamor;
  3. chica italiana busca marido.

Creo que lo mejor es lo emocionante que es. Los investigadores estudiaron a 11 delfines fallecidos por causas naturales.

Aprende a copular dentro del agua: los delfines tienen la clave

Pero no todo son semejanzas. El clítoris del delfín se encuentra en una posición diferente en relación con la abertura vaginal de los humanos.


  • Artículos relacionados!
  • 4 datos sexuales sobre los delfines que NO quieres saber.
  • cruceros para singles 2017;
  • natclar citas en linea.
  • Esta investigación proporciona un marco comparativo para explorar otras funciones del sexo que pueden no ser exclusivas de los humanos. Por eso, tanto el pene como el interior de la vagina se componen de un curioso entramado de pliegues y espirales que hacen del acto sexual todo un arte.

    Por si todo esto fuera poco, las hembras tampoco le facilitan su labor a los machos; pero no lo hacen por gusto, pues el embarazo tiene una duración de 11 meses y el cuidado de las crías alcanza aproximadamente los dos años , por lo que supone una inversión de tiempo y energía demasiado grande como para compartirla con cualquiera otro claro ejemplo de la inteligencia de los delfines.

    Un objetivo con muchos candidatos, pues las hembras pueden aparearse hasta quince veces en quince minutos, en ocasiones con dos o tres machos diferentes, aunque finalmente sólo uno consigue convertirse en el padre de sus crías.